Archivo de la etiqueta: travel

Tailanda calidade

Ya ha pasado un mes… Pobres de nosotros.

Aún buscando un lugar de nuevo, sin dejar de pensar, recordar, mirar fotos para soñar con lo que ya pasó.

Aquí algunas fotos de Tailandia en calidad cámara réflex.

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Koh Kood

Para llegar hasta las islas desde el aeropuerto secundario de Bangkok, fue una locura. Fuimos en autobús a una rotonda céntrica de la ciudad, Victory Monument, donde nos dijeron que salían minivans hacia todos los destinos. Coches, buses, minivans y gente por todas partes. Preguntando a uno y otro, sin papa de inglés y bajo el calor bochornoso de Bangkok, llegamos a la susodicha vendedora del destino que buscábamos. Pero llegamos tarde. El viaje al puerto de Trat, de donde sale el ferry a las islas, tarda 4/5h y llegábamos tarde al último barco. Así pues, cogimos la minivan a Trat para el próximo día partir a las islas. Llegamos en 4h con un conductor de infarto.
Teníamos reservada una habitación en Koh Chang, pero no en Trat. Perdimos la noche en Chang pero dormimos en uno de los hoteles que habíamos  ojeado en Trat “por si a caso”.
Al día siguiente partimos a Koh Kood en vez de Koh Chang, porque habíamos leído que era más natural. Ya veis que los planes no los hemos decidido hasta el último momento en todo el viaje.
Por cierto, ¿habíais visto alguna vez una furgo con ventilador?

image

Koh Kood o Koh Kut es una de las islas de otro de los archipiélagos de la costa del Golfo, muy muy cerca de Cambodja.
Llegamos sin tener claro si quedarnos todos los días que nos quedaban o combinarlo con Koh Chang, dependía de lo que nos sugeriese el lugar.

El hotel que cogimos para la primera noche estaba al sur de la isla, justo al lado contrario del puerto, por lo que en el camino pudimos tener una buena idea de la isla. Verde, mucho verde. Algunas casuchas, algunos bungalows costeros, poca gente y poco tráfico. Bien.

El hotel estaba enclavado justo en una playa. Larga, llena de cocoteros, toda para nosotros.

image

La verdad que el hotel estaba muy bien y la comida que servían muy buena y abundante, pero la ubicación era complicada porque pillaba lejos de todo. Así que buscamos otro “hotel” más “céntrico”. Al llegar nos pareció bien y decidimos quedarnos los 4 días sobretodo por el precio que conseguimos: 4noches para dos personas, con baño privado + 4 días de moto = 2200baths (55€).

Luego dormimos en la habitación y nos dimos cuenta del polvo, del baño abierto con mosquitera, de los mosquitos en general en la habitación y en la isla.

image

Además al día siguiente nos dimos cuenta de que la moto tenía una rueda pinchada. La dueña del hotel no había llegado aún y las sobrinas, que se suponía que estaban al cargo de mientras, habían desaparecido después de que les pagásemos la mañana anterior. Nos entró el bajón, la verdad, y el arrepentimiento de haber cogido los 4 días antes de probar.

Pero, oye, después de dos meses viajando algo teníamos que haber aprendido. Pasamos el día en la playa creando. Las playas de esta isla también están llenas de olas molestas así que lo de bañarse era o tirado en la orilla o sólo para entrar y refrescarse. Llevábamos varios días que nos sentíamos creativos y nos explotó la creatividad. Estuvimos pensando una historia y plasmándola en la cámara. Se nos pasaron las horas volando. De ahí fuimos a comer a un italiano riquísimo. Probamos suerte en volver al hotel en busca de una solución para la moto y la encontramos. La dueña ya había llegado y nos dejó su moto mientras arreglaban la otra. El padre de la dueña andaba por allí y Xavi le propuso una partida a la petanca, precioso ver cómo dos personas de dos mundos tan distintos que siquiera comparten un idioma pueden pasar un rato tan entrañable.

image

Cuando entramos a la habitación aireamos las sábanas, barrimos y a la noche compramos un incienso antimosquitos que nos sirvió para dar buen olor y para protegernos.
A partir de ahí, todo como la seda.

Visitamos algunas playas de la isla, algunas cascadas, comer y relajarse, poco más. Como ya estábamos nostálgicos pasábamos hasta de las fotos, la verdad, aquí algunas:

image

Y esto se acaba, señores, escribo desde el autocar hacia Bangkok donde hoy dormiremos en el mismo hotel donde dormimos la primera noche. Y mañana, vuelo de vuelta….

image

Etiquetado , , , , , , , , ,

Gili Air

Las Gili son tres y nosotros elegimos la menos transitada, buscábamos paz.
Y la encontramos.

Además, tuvimos la suerte de encontrar un hotel lejos del puerto y la gente. Una cabañita preciosa, con el lavabo abierto al aire libre y desayuno incluido. Una maravilla.

image

En sí la isla tiene unos 5km, y no hay motor alguno. Los coches ni caben, las pocas motos que hay son eléctricas y se encienden con interruptor y los taxis son carros de caballos.

image

Entre que el primer día llegamos y comimos, y que aquí se hace de noche antes, pronto nos cogió el anochecer. Y justo es al norte, donde nuestro hotel, donde se pone el sol de esta bonita forma.

image

Los otros días estuvimos explorando la isla y nos dimos cuenta que este lugar vale la pena. Aguas claras y muchooooos corales, ¡vaya colección de natura morta he hecho! La orilla estaba repleta de restos de ellos.

image

¡Y qué montón de natura viva también! Aquí el fenómeno marea es muy fuerte y en pocas horas el agua desaparece y deja al descubierto sus secretos.

image

image

Disfrutamos como auténticos niños admirando estos pequeños trocitos de vida en acción.

Al principio vinimos con idea de ir de una isla a otra pero nos encontramos taaaan bien ahí, que ahí estuvimos 5 días. Hay turismo, pero más gente tranquila y hippie. Más de uno seguro que venía más por las setas “felices” que te ofrecían en cualquier lado. No se asusten, padres, nosotros no necesitamos estupefacientes para ver las estrellas, que por cierto, ¡¡¡vaya cielo estrellado por las noches!!!

Por cierto, mirar que barcos raros se estilan por las Gili.

image

En nuestro camino vuelta a Bali para coger el avión a Bangkok, conocimos a un hombre holandés que hablaba español. Este hombre andaba por allí buscando un hotel que comprar y nos enseñó el que quería; una pedazo de casa, con piscina, muy bien arreglada, que ya funcionaba y tenía mánager y trabajadores y muy buenas notas en Tripadvisor, por la cifra de 250.000€. A ver, que yo no los tengo, ni los tendré, pero oye, ¡buena inversión!
El tema es que este hombre, que además tenía una tía abuela que fue mujer la mujer de Josep Pla, nos dijo que Nusa Penida era una isla aún muy virgen y preciosa. Lloramos mucho porque esa fue nuestra primera idea antes que las Gili, pero al final nos convencieron.

No hay mal que por bien no venga, Gili Air nos ha  brindado unos días preciosos (¡y no me ha picado ni un mosquito!).
Ya estamos en Tailandia para pasar nuestra última semana (lágrimas) en otra/s isla/s que nos quedó pendiente: Koh Kood y quizás Koh Chang.

Etiquetado , , , , , , ,

Pai

Estos últimos tres días hemos estado en Pai. Un pueblo a 3h y 762 curvas de Chiang Mai. Se encuentra en un valle, rodeado de montañas y campos de arroz. Al ser temporada seca, secos están los campos.

image

El pueblo es conocido por ser hippie.
Ciertamente está lleno de gente que posturea ser hippie y algún hippie de verdad.

Esta vez nos cogimos una cabañita para dormir la primera noche. Aquí hay mucha acomodación de este tipo.

image

Hay que decir que pagamos 2€ por la cabaña. Y parece muy idílico, pero la realidad es que no es nuestro estilo. El rollo mosquitera tiene su qué… Aunque el miedo de picadura persistía. El colchón y la almohada no eran lo más cómodo del mundo (aunque había habitaciones en Londres con peores colchones que ese). La ducha por supuesto era compartida, tipo cámping pero tailandés, con salamandras por las paredes, nada de plato de ducha, teléfono enganchado al techo y todo al suelo… Total, ducharse.. ¿Para qué? Al minuto ya estabas sudando otra vez.

Por cierto, para llegar a las cabañas hay que cruzar un río a través de un puente hecho a base de cañas, que cualquier día se derrumbará.

image

Vaya, que el primer día, entre que llegamos, nos agobiamos con la calor y la cabaña, dimos un paseo por el pueblo a golpe de espantar mosquito y luego en la cena más… Nos reímos por no llorar varias veces preguntándonos qué hacíamos en estos lares y aún con 7 semanas por delante…
Oye, ¡que lo de viajar no son todo risas!

En fin, que al día siguiente cogimos un hotel decente por 7€ la noche, que también está muy bien y al menos descansamos y nos duchamos a gusto. Alquilamos otra vez una motillo y nos fuimos a explorar la zona.

En lo alto de la montaña se encuentra el gran Buda blanco.

image

Selfie con estornudo. Estaba nubladillo, refrescó y cayeron 4 gotas. La verdad que el lugar nos volvió a traer la paz que necesitábamos.

De ahí seguimos la ruta hasta el Memorial Bridge. Un puente que los japoneses obligaron construir a los tailandeses durante la segunda guerra mundial para conectar puntos estratégicos.

image

Al mediodía nos comimos el segundo mejor plato de sopa del viaje en un pequeño restaurante muy auténtico.

image

Y por la tarde fuimos a un cañón muy chulo a ver la caída del sol, con la mala suerte de que una nube se interpuso en nuestras vistas. Igualmente, valió mucho la pena. Son todo caminos muy estrechos entre barrancos y árboles.

image

Hoy hemos tirado de motillo otra vez, por la mañana hemos visitado un pueblo chino (Port Aventura nos parece más real).

image

Y por la tarde una cascada, que en su momento sería cascada, ahora era “secada”.

image

Lo que más nos ha gustado ha sido todo lo que hemos visto desde la moto, la vida real de los tailandeses: las gallinas corriendo arriba y abajo, las familias sentadas a la fresca de charla, la mujer haciendo la colada en un barreño.. Y toda esa pobreza pero con sus móviles y tablets.

Pai nos gusta, más que las grandes ciudades que hemos visto hasta el momento, el entorno tiene algo especial.

Mañana cogemos vuelo hacia el sur, próxima conexión desde alguna playa idílica…. 😀

Etiquetado , , , , , , ,

Explorando Chiang Mai

En vez de andar de un lugar a otro,  decidimos explorar la ciudad y sus alrededores. El Martes cogemos moto de nuevo para movernos más barato y libremente.
Un amigo nos recomienda un parque llamado “Grand Canyon”. La verdad, yo me esperaba un bosque, cascada… Pero viene a ser esto:

image

Yo y mis habilidades nadadoras no se pusieron muy contentas ante el descubrimiento pero, la verdad, el lugar me es muy chulo.

Después de esto subimos a lo alto de la montaña a visitar un templo llamado Doi Suthep.

image

Había unas poquitas escaleras para llegar al templo.

image

Se supone que desde aquí podríamos tener una panorámica de la ciudad, pero la humedad es tal que la ciudad está eternamente cubierta por una nube (al estilo Londres pero con calor). Ya subiendo la montaña vimos unas nubes sospechosas y cuando ya estábamos en lo alto, empezó un airecillo fresco y fuerte y le siguieron unas gotillas. No sabíamos qué hacer, pero acabamos bajando y mojándonos un poco. Cosa que se agradeció para refrescarnos y refrescar la noche.

Para el día de hoy, nos hemos ido a comprar billetes para el bus de mañana dirección a nuestro nuevo destino y hemos dado una vuelta por las calles y el mercado de la ciudad.

image

Quizás fue porque cuando fuimos a Bangkok era año nuevo y todo estaba cerrado, pero personalmente me ha gustado más Chiang Mai. Tiene un casco viejo dentro de una muralla, muchos templitos preciosos, mercados y vida. Como sólo comen arroz y fideos con verduritas, pollo, cerdo o gambas, me ha sorprendido que el mercado hubiese también patatas, cebollas, pescado y más variedad de productos.

Para rematar el día, caluroso por supuesto, y porque al fin y al cabo
estamos de vacaciones, nos hemos pasado la tarde entre la piscina y los masajes tailandeses 😀

image

No os muráis de envidia aún que en breve estaremos de isla en isla y playas tropicales… Juju

Etiquetado , , , , , , , ,

Ayutthaya

El cuarto día emprendimos tren dirección a Ayutthaya, a hora y media de Bangkok. Tren sin aire pero con las ventanas abiertas, muy rústico todo.

Ayutthaya es un parque que contiene una decena de restos de templos. Algunos templos quedaron más completos que otros después de que los birmanos intentaran destruirlos.

Wat Maha That, es el más famoso, seguro que todos habéis visto la típica foto de la cabeza de buddha atrapada entre raíces de árbol.

image

image

Tenemos mejores fotos en la cámara y los nombres de los templos se las traen, así que os dejo un puñadito de fotos para que os hagáis una idea.

image

image

image

Como los templos estaban a distancias bastante grandes y con esta calor no se puede ir ni por la sombra, alquilamos una motillo para movernos con más facilidad. En la estación intentaron timarnos con otro tuk-tuk ( nos ofreció llevarnos durante 3h por 900bath, le regateamos hasta 400), pero la moto salía mucho más barata y nos daba más libertad (200 bath al día). Todo un acierto haberla cogido.

image

Algo remarcable del día también es la sopa que nos comimos al mediodía, buenísima y barata, lo mejor hasta el momento. Y sólo por 40bath, que son 0.80€.

image

Para terminar la jornada, la cual acabamos muy hechos polvo, muy sudados y muy sucios, cogimos un tren donde dormiríamos dirección a Chiang Mai. Antes de cogerlo, Xavi tuvo la brillantísima idea de preguntarle a alguien si había duchas en algún lugar que pudiéramos usar y, señoras y señores, ¡en la estación había duchas públicas! Toda una experiencia, mi ducha consistía en un tubo y un barreño, y el Xavi se duchó donde se acababa de ducharse un monje.

Ya fresquitos, cenamos, y esperamos una hora el tren, la hora más larga de nuestras vidas, qué cansancio.

image

Dormimos cual lirones a pesar del poco espacio. El aire acondicionado nos vino de lujo para no acabar en lipotimia.
Esta mañana hemos llegado a Chiang Mai con cientos de mochileros más. Para acabar con nuestra suerte, hemos visto un hombre con cartel de nuestro hotel buscando clientes y nos ha dicho que tenía furgo y nos llevaba a la puerta… Suerte porque pretendíamos ir andando y eran unos 40mins.
Hoy ha sido día relax merecido: piscina (sí, nuestro nuevo hotel tiene piscina y sólo hemos pagado 2€ más que el anterior, unos 25€ por dos noches), siesta y paseo nocturno por la ciudad.

Mañana nos ponemos las pilas otra vez.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

¡Feliz año nuevo tailandés!

image

Después de 24h de jornada, aterrizamos ayer a las 9.30am hora local, Bangkok.

image

38 gradazos con elevada humedad nos esperaban. Dormimos poco la noche anterior para dormir en el avión y evitar el jet lag, pero dormimos poco y mal, como era de esperar.
Nada más llegar, sacamos los primeros bath, moneda tailandesa, y para el tren.
Habíamos investigado en varias webs cómo llegar del aeropuerto al hotel y la opción más barata era tren y bus. Todo bien para el tren, pero el bus fue imposible. Preguntamos a varias personas por el bus pero el nivel de inglés de los tailandeses es más bajo de lo esperado, así que nos tocó coger metro y taxi.

image

Reservamos las dos primeras noches en el puro centro de la capital por la friolera de 21€: sábanas de Hello Kitty esquiadora y ventilador, duchas compartidas y desayuno incluido… Ni tan mal!

image

Quisimos evitar siesta, pero fue imposible. Después salimos a la calle. Ya nos habíamos informado y justo llegamos para celebrar el Año Nuevo Tailandés: pistolas y cubos de agua, masa de agua y harina y cometas en el aire.

image

Así nos han recibido las primeras sonrisas tailandesas. Miles de locales embadurnados de agua y harina nos integran en la fiesta a golpe de disparo refrescante y con guiño sonriente 🙂 Igualmente, la visita a los alrededores se hace imposible si no queremos acabar empapados, pero el pequeño primer paseo nos deja buenas impresiones.
No éramos conscientes de que íbamos a estar rodeados de ojos rajados, muy pocos occidentales nos hemos cruzado en nuestro primer día.
Probamos los primeros fideos picantes y visitamos el río. Se hace de noche pronto y la que nos sentamos nos da el bajón, así que a dormir prontito.
Bien, dos meses por delante…
¡Mañana más!

Etiquetado , , , , , , , , ,

This is London.

mvl

Primer post de esta nueva aventura.

Ya han pasado tres semanas. Ha pasado rápido pero la sensación es de llevar mucho más tiempo aquí. Como siempre, la primera semana tienes más la sensación de estar de visita/vacaciones. Aún así, aquí las cosas van deprisa: el tercer día ya tenía teléfono inglés y el cuarto ya había pedido mi número de seguridad social.

Nueva carpeta

Vivo en Manor House, un barrio lleno de casitas adosadas pero cerca de todo lo necesario: supermercado, tiendas, peluquerías (toda experiencia), restaurantes, bares y, por supuesto, parques. Además tenemos tren, metro y buses a distancia corta caminando. Es un barrio con mucha inmigración turca, por lo que la mayoría de restaurantes y tiendas son de ellos. Resultan muy majos y dan un servicio excelente.

Las fotos son de mis dos casas, la que he estado okupando las dos primeras semanas y la que he alquilado sola por un mes. Son casas compartidas con 6 personas más, lo cual es toda una experiencia también. Aventuras mil que algún día os contaré. De momento nada por lo que querer escapar de las casas: diversión y aprendizaje.

Collages17Mientras que mi barrio es un lugar tranquilo, el centro de la ciudad es bastante locura de gente, pero lo cierto es que de momento no he tenido la necesidad de ir mucho al centro. Londres me resulta, a primera vista, una ciudad más bonita que Nueva York. De momento no la conozco tanto como para saber si ofrece el mismo nivel de opciones. Ya he vistido algunos mercadillos interesantes como son los de Brick Laneo o Candem, he descubierto el barrio hipster por excelencia: Shoredicht. Parques por doquier, museos, parajes bonitos. Incluso he recibido mi primera visita (¡Hola Marta! :)) que me ha permitido hacer un poco de guiri y también de local, fuimos a un Sofar Sounds London: conciertos sopresa en casas ajenas, ¡muy guay!

Nueva carpeta1También hemos hecho la primera escapada de la temporada: Southend-on-sea. El mar nos estaba llamando. En sí el pueblo no es muy interesante, la verdad. Una calle comercial, calles alrededor con casas, un parque de atracciones en la propia playa, locales tipo casino y muuuuucha gente. La playa estaba a rebentar de gente vestida y, algunos atrevidos, con bañador. Southend tiene una atracción particular, un puente de varios kilómetros que se mete desde la playa mar adentro. Es bonito de ver, sobretodo cuando baja la marea a la tarde y la gente se mete a caminar por encima de la arena. Quizás no volvamos.

Nueva carpeta3Por último y más importante: ¡Tengo trabajo! Siendo sincera, he tardado dos semanas en encontrar trabajo pero podría haber encontrado aún antes. Aquí podéis encontrar trabajo en restauración en cualquier momento. Yo lo estuve evitando al principio pero al final, cedí. Es un café/deli de una compañía que tiene varios restaurantes y cafés en varias partes de la ciudad: Benugo. El local donde trabajo está situado en Clerkenwell, una zona nada turística. La gente que viene a por nuestros cafés o nuestras ensaladas y bocadillos, son gente que trabaja alrededor y muchos vienen cada día, incluso varias veces al día. Al final, es como una gran familia. Un jefe majo, compañeros que me ayudan mucho y que llevan ya un tiempo juntos: buen rollo. Tengo los fines de semana libres. De momento estoy haciendo nueve horas al día, lo cual cansa mucho; sobretodo los días que empiezo a trabajar a las 6 y me levanto a las 4. Tengo alrededor de 40mins en bus, lo cual todo el mundo dice que está muy bien para las distancias de Londres.

El autobús, tema aparte. Casi todos son de dos pisos. Por favor, tengan cuidado al bajar las escaleras… Casi muero de caída catastrófica, suerte de mis brazos que me aguantaron en volandas y evitaron mi rotura espinal.

Como sé que el tema del tiempo está a la orden del día en España, deciros que aquí se está muy bien. Hace sol a veces, sol de auténtico verano, otras veces está nublado, otras llueve. Por la noche sueles dormir tapadito… ¡veniros!

Eso es todo por ahora, amig@s. Rápido resumen de un comienzo abundante y acelerado.

Próximamente, más.

Os echo de menos.

Etiquetado , , ,

Deambular

IMG-20150509-WA0016

El deambulador está continuamente en movimiento. Más exactamente, él es su propio movimiento. (…) Claudio Aporta, que llevó a cabo trabajos de campo etnográficos en la comunidad iglulik, informa de lo que es para los esquimales, “viajar…. no es una actividad de transición entre un lugar y otro, sino un modo de ser… Viajar de un lugar o hacia un lugar juega un papel importante en la definición del mismo viajero” (Aporta, 2004: 13)

Para los esquimales, como observa Aporta, “la vida transcurre mientras se viaja. Se conoce a otros viajeros, nacen los niños, se caza, se pesca y se realizan otras actividades para subsistir”.

También los navegantes hacen su camino por líneas invisibles. Siempre atentos al viento y al tiempo, a las mareas y mar de fondo, al vuelo de los pájaros y otra cantidad de signos, el marino experimentado puede guiar su barco a través de las aguas más profundas sin hacer uso de cartas o intrumentos de ningún tipo.

(guiño, guiño).

A diferencia de cuando se deambula o se navega, cuando se transporta, el movimiento está dirigido a un destino concreto. No se trata tanto de un desarrollo a lo largo de un modo de vida como de un transporte a través de gente o bienes de tal modo que su naturaleza básica quede intacta. Por supuesto, incluso el deambulador va de un sitio a otro, como lo hace el marinero de puerto a puerto. Cada cierto tiempo tiene que parar para descansar, necesitando incluso volver para ello a una misma morada o refugio. Sin embargo, cada pausa es un momento de tensión que – como cuando se contiene la respiración- cuanto más largo se hace más intenso e insostenible se vuelve. De hecho, ni el deambulador ni el navegante tienen un destino final. Da igual dónde estén, siempre y cuando la vida siga, habrá otro lugar al que poder ir.

Esto lo dice Ingold en su “Líneas. Una breve historia.”

Y Aporta en ” Routes, trails and tracks: trail breaking among the Inuit of Igloolik”.

3, 2, 1…

Desenpolvando alas.

Etiquetado , , , ,