Archivo de la etiqueta: Tailandia

Tailanda calidade

Ya ha pasado un mes… Pobres de nosotros.

Aún buscando un lugar de nuevo, sin dejar de pensar, recordar, mirar fotos para soñar con lo que ya pasó.

Aquí algunas fotos de Tailandia en calidad cámara réflex.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Koh Kood

Para llegar hasta las islas desde el aeropuerto secundario de Bangkok, fue una locura. Fuimos en autobús a una rotonda céntrica de la ciudad, Victory Monument, donde nos dijeron que salían minivans hacia todos los destinos. Coches, buses, minivans y gente por todas partes. Preguntando a uno y otro, sin papa de inglés y bajo el calor bochornoso de Bangkok, llegamos a la susodicha vendedora del destino que buscábamos. Pero llegamos tarde. El viaje al puerto de Trat, de donde sale el ferry a las islas, tarda 4/5h y llegábamos tarde al último barco. Así pues, cogimos la minivan a Trat para el próximo día partir a las islas. Llegamos en 4h con un conductor de infarto.
Teníamos reservada una habitación en Koh Chang, pero no en Trat. Perdimos la noche en Chang pero dormimos en uno de los hoteles que habíamos  ojeado en Trat “por si a caso”.
Al día siguiente partimos a Koh Kood en vez de Koh Chang, porque habíamos leído que era más natural. Ya veis que los planes no los hemos decidido hasta el último momento en todo el viaje.
Por cierto, ¿habíais visto alguna vez una furgo con ventilador?

image

Koh Kood o Koh Kut es una de las islas de otro de los archipiélagos de la costa del Golfo, muy muy cerca de Cambodja.
Llegamos sin tener claro si quedarnos todos los días que nos quedaban o combinarlo con Koh Chang, dependía de lo que nos sugeriese el lugar.

El hotel que cogimos para la primera noche estaba al sur de la isla, justo al lado contrario del puerto, por lo que en el camino pudimos tener una buena idea de la isla. Verde, mucho verde. Algunas casuchas, algunos bungalows costeros, poca gente y poco tráfico. Bien.

El hotel estaba enclavado justo en una playa. Larga, llena de cocoteros, toda para nosotros.

image

La verdad que el hotel estaba muy bien y la comida que servían muy buena y abundante, pero la ubicación era complicada porque pillaba lejos de todo. Así que buscamos otro “hotel” más “céntrico”. Al llegar nos pareció bien y decidimos quedarnos los 4 días sobretodo por el precio que conseguimos: 4noches para dos personas, con baño privado + 4 días de moto = 2200baths (55€).

Luego dormimos en la habitación y nos dimos cuenta del polvo, del baño abierto con mosquitera, de los mosquitos en general en la habitación y en la isla.

image

Además al día siguiente nos dimos cuenta de que la moto tenía una rueda pinchada. La dueña del hotel no había llegado aún y las sobrinas, que se suponía que estaban al cargo de mientras, habían desaparecido después de que les pagásemos la mañana anterior. Nos entró el bajón, la verdad, y el arrepentimiento de haber cogido los 4 días antes de probar.

Pero, oye, después de dos meses viajando algo teníamos que haber aprendido. Pasamos el día en la playa creando. Las playas de esta isla también están llenas de olas molestas así que lo de bañarse era o tirado en la orilla o sólo para entrar y refrescarse. Llevábamos varios días que nos sentíamos creativos y nos explotó la creatividad. Estuvimos pensando una historia y plasmándola en la cámara. Se nos pasaron las horas volando. De ahí fuimos a comer a un italiano riquísimo. Probamos suerte en volver al hotel en busca de una solución para la moto y la encontramos. La dueña ya había llegado y nos dejó su moto mientras arreglaban la otra. El padre de la dueña andaba por allí y Xavi le propuso una partida a la petanca, precioso ver cómo dos personas de dos mundos tan distintos que siquiera comparten un idioma pueden pasar un rato tan entrañable.

image

Cuando entramos a la habitación aireamos las sábanas, barrimos y a la noche compramos un incienso antimosquitos que nos sirvió para dar buen olor y para protegernos.
A partir de ahí, todo como la seda.

Visitamos algunas playas de la isla, algunas cascadas, comer y relajarse, poco más. Como ya estábamos nostálgicos pasábamos hasta de las fotos, la verdad, aquí algunas:

image

Y esto se acaba, señores, escribo desde el autocar hacia Bangkok donde hoy dormiremos en el mismo hotel donde dormimos la primera noche. Y mañana, vuelo de vuelta….

image

Etiquetado , , , , , , , , ,

Últimos días en Tailandia

Lo más relevante de Koh Lanta es que llegamos a estar solos en esta playa:

image

Luego apareció otra pareja y nos chafó la historia. Pero fue una sensación hermosa.
Por lo demás, esta isla es poco turística, lo que te da más visión de realidad: los tailandeses son gente tranquila y poco pretenciosa y tienen un país bien verde y bello.

De ahí aparecimos en Koh Lipe, una isla pequeñita. El barco atraca y aparecemos en una plataforma en medio del agua… Ojos como platos. Había que coger un taxi-barco sí o sí y pagar 200bahts para entrar porque la isla pertenece al Parque Nacional Tarutao. Juzguen ustedes mismos.

image

image

Aunque la primera impresión fue de otra Koh Phi Phi mega prostituida, al paso de los días y los paseos cambiamos de opinión. Playas preciosas y muy poca gente. Se nota la temporada baja porque hay muchos bares y resorts cerrados.
De momento, mi lugar favorito.

image

Hoy ha sido nuestro último día en Tailandia. Hoy hace un mes que empezamos este viaje. A selfie por día (más o menos) este es el resumen:

image

image

image

Y además… ¡Hoy era el cumple del Xavi! Felicidadeeeeeeeeees! Ha habido vela y cumpleaños feliz 🙂 Vale, es muy bonito cumplir años en casa con todos que te quieren, pero, oye… Cumplir años en este paraíso no es para quejarse!

image

Y para hacer una especie de resumen de Tailandia… Las cosas que más me han sorprendido:
– La cantidad de perros callejeros que hay, una barbaridad.
– Que se monten hasta 4 personas en una moto, y sin casco.
– Las moto-cocina/moto-taxi.
– El panzón de arroz y fideos que te das.
– Lo barato que es todo (nos hemos gastado unos 1700€ entre los dos… En un mes! Contando que hemos cogido miles de transportes, incluido avión.)
– La cantidad de transexuales que hay. Siendo un país pobre me ha sorprendido que estén tan bien integrados.
– Y los tailandeses son gente maja, la verdad, con una sonrisa siempre.

Mañana entramos a Malasia por mar, por Langkawi, otra isla. Dejamos el año 2559 tailandés para volver al 2016 internacional. Cambio de moneda y de idioma, ahora que ya dominábamos…

Etiquetado , , , , , ,

Del Golfo a la costa Andamán

De vez en cuando vale la pena un alto en el camino y darse un homenaje. Eso es lo que hicimos en Koh Tao, aunque no fue a cosa hecha sino un poco por obligación… Cogimos un hotel de más calidad de la que hemos estado gastando: una cabañita bien apañada.

image

Y en vez de coger la habitación un día y después de ver cómo era decidir si nos quedábamos más, la cogimos para tres días.

image

Suerte que tenía su playa y su piscina y una comida de lujo (obviando la orquesta de grillos 24h, los lagartos en las ventanas y la rana que nos hacía de banda sonora cada noche).

image

Nos vinieron a buscar al puerto con una furgo y cuando vimos dónde estaba metido el hotelito, vimos claro que la opción coger moto y visitar la isla era imposible por las pedazo de cuestas que había. Así que decidimos que Koh Tao lo veríamos desde ese rincón; pero lo disfrutamos mucho, relax máximo y un montón de peces en la playa.

Después de esos tres días, de nuevo 8h de viaje dirección a Krabi, más en concreto, a Ao Nang, la ciudad costera de Krabi. Esta ciudad es lugar de paso para ir a las islas de la costa sur de Tailandia, la costa Andamán. Y la isla donde nosotros nos dirigimos fue Koh Phi Phi.

image

Isla conocida por sus aguas cristalinas y su blanca arena. Ha sido la primera vez que hemos tenido sensación total de estar en una isla. No hay carretera alguna, los taxis son barcos y si quieres ir por tierra, ha de ser un ratito a pie y otro caminando.

image

Así que el primer contacto lo hicimos a pie hasta Long Beach.

image

No era tan larga como esperábamos, pero sin duda la más larga de la isla. Y los caminos también fueron más recónditos de lo que esperábamos.

Al día siguiente hicimos lo que hasta ahora no habíamos hecho: una excursión organizada. Barquito, unas 12 personas, ruta organizada de las 13h hasta las 18.30h, comida en barco incluída. Paramos en una playa repleta de monos, monas y monitos salvajes. Luego hicimos snorkel. Increíble la cantidad de peces…

image

De ahí fuimos a la famosa playa Maja, donde se grabó la peli de “La Playa” de Di Caprio. El acceso era realmente complicado.

image

Pero la playa muy digna de ser vista.

image

image

De ahí un rato más de baño libre y viaje vuelta. La verdad que aunque estuviese bastante lleno de gente (no queremos imaginar en temporada alta) disfrutamos mucho la excursión y la sal en la cara.
Koh Phi Phi en general está súper prostituida, no queda casi vida tailandesa real. Además nos hospedamos cerca de una playa que tiene fiesta cada noche… Qué pena lo que llegamos a hacer con el paraíso…

Hoy hemos hecho ruta a otra isla Koh Lanta. Tenemos visa en Tailandia hasta el 13 de Mayo osea que nuestros días en este país están llegando a su final…

Etiquetado , , , , , , ,

Las islas del Golfo

Aventuras y desventuras podría ser el subtítulo de esta publicación.
El día que dejamos Pai nos tiramos: 4h en minivan por curvas, directos al aeropuerto de Chiang Mai para coger un avión de hora y media que nos dejó en Surat Thani donde cogimos un autocar otra hora y media dirección al barco de dos horas que nos dejó, finalmente, en Koh Samui. Buf.

image

El viaje, además, fue acompañado por algunos malestares estomacales. Así que os podéis imaginar que la primera noche y el día siguiente en Samui no hicimos casi nada o nada. Pero, oye, qué alegría da estar entre olas.

image

Koh Samui es la isla con peor fama de la zona porque es la que más tiempo hace que tiene turismo y, por lo tanto, está más plagada de resorts y restaurantes y todo tipo de negocio de cara al guiri. Nosotros, como buenos viajeros, le dimos una oportunidad. Buscamos recomendaciones y con moto en mano nos pusimos a explorar.
El primer día por nuestro barrio, “Fisherman’s Village”, una playa bien larga, aguas y arenas como podemos encontrar por Barcelona y el Maresme, pero bien solitos y tranquilos.

image

El segundo fuimos en busca de las playas que salen en las guías pero encontramos rincones idílicos mucho mejores.
Esta en la Crystal Bay, parte de un hotel.

image

En algún lugar cerca de Chaweng Beach.

image

Para rematar las visitas fuimos a ver al gran Buddha y una imperdible puesta de sol nos pillo por sorpresa.

image

image

De aquí nos fuimos a la segunda isla más grande de la zona: Koh Phangan.

Esta es conocida por sus fiestas cada Luna Llena. Nosotros evitamos el gentío y fuimos justo después de la última.
El primer día hicimos un primer tanteo y ya vimos que la cosa pintaba complicada. Resulta que estas islas son montañas y nosotros nos vemos dos personas (cientoytantosquilos) en una motillo… Hay cuestas que aquí la menda he tenido que subir andando porque la moto con los dos no podía.
Estábamos por el sur y visitamos un par de playitas.

image

El segundo día nos volvimos a encontrar un poquillo mal así que hicimos reposo total. Por la tarde, para paliar la calor, nos fuimos a dar un bañito. Aún no os había dicho que aquí hay miles, MILES, de perros callejeros (no, no se los comen). Pues bien, fuimos a una playa y un perrito se encariñó de Xavi y empezó a seguirlo. Lo que podría parecer una escena bonita, no lo era tanto, pues lo que menos queríamos era coger pulgas o garrapatas (como poco), así que después de varios intentos de deshacernos de él, optamos por ir a otra playa. Encontramos un lugar idílico, del cual no tenemos foto. Pero para rematar nuestra suerte, otro perro aprovechó que estábamos en el agua para mearse en nuestra toalla…
La puesta de sol, una vez más nos devolvió los ánimos.

Ayer hicimos las visita obligada a las playas del norte, para variar, las no anunciadas son las más bonitas. Y aunque tuvimos un par de momentos tensos con cuestas en la moto, los superamos.
Cerca de Chaloklum.

image

La famosa Mae Haad.

image

Hoy nos ponemos camino a la tercera y última isla del Golfo que visitaremos: Koh Tao.

Etiquetado , , , , , ,

Pai

Estos últimos tres días hemos estado en Pai. Un pueblo a 3h y 762 curvas de Chiang Mai. Se encuentra en un valle, rodeado de montañas y campos de arroz. Al ser temporada seca, secos están los campos.

image

El pueblo es conocido por ser hippie.
Ciertamente está lleno de gente que posturea ser hippie y algún hippie de verdad.

Esta vez nos cogimos una cabañita para dormir la primera noche. Aquí hay mucha acomodación de este tipo.

image

Hay que decir que pagamos 2€ por la cabaña. Y parece muy idílico, pero la realidad es que no es nuestro estilo. El rollo mosquitera tiene su qué… Aunque el miedo de picadura persistía. El colchón y la almohada no eran lo más cómodo del mundo (aunque había habitaciones en Londres con peores colchones que ese). La ducha por supuesto era compartida, tipo cámping pero tailandés, con salamandras por las paredes, nada de plato de ducha, teléfono enganchado al techo y todo al suelo… Total, ducharse.. ¿Para qué? Al minuto ya estabas sudando otra vez.

Por cierto, para llegar a las cabañas hay que cruzar un río a través de un puente hecho a base de cañas, que cualquier día se derrumbará.

image

Vaya, que el primer día, entre que llegamos, nos agobiamos con la calor y la cabaña, dimos un paseo por el pueblo a golpe de espantar mosquito y luego en la cena más… Nos reímos por no llorar varias veces preguntándonos qué hacíamos en estos lares y aún con 7 semanas por delante…
Oye, ¡que lo de viajar no son todo risas!

En fin, que al día siguiente cogimos un hotel decente por 7€ la noche, que también está muy bien y al menos descansamos y nos duchamos a gusto. Alquilamos otra vez una motillo y nos fuimos a explorar la zona.

En lo alto de la montaña se encuentra el gran Buda blanco.

image

Selfie con estornudo. Estaba nubladillo, refrescó y cayeron 4 gotas. La verdad que el lugar nos volvió a traer la paz que necesitábamos.

De ahí seguimos la ruta hasta el Memorial Bridge. Un puente que los japoneses obligaron construir a los tailandeses durante la segunda guerra mundial para conectar puntos estratégicos.

image

Al mediodía nos comimos el segundo mejor plato de sopa del viaje en un pequeño restaurante muy auténtico.

image

Y por la tarde fuimos a un cañón muy chulo a ver la caída del sol, con la mala suerte de que una nube se interpuso en nuestras vistas. Igualmente, valió mucho la pena. Son todo caminos muy estrechos entre barrancos y árboles.

image

Hoy hemos tirado de motillo otra vez, por la mañana hemos visitado un pueblo chino (Port Aventura nos parece más real).

image

Y por la tarde una cascada, que en su momento sería cascada, ahora era “secada”.

image

Lo que más nos ha gustado ha sido todo lo que hemos visto desde la moto, la vida real de los tailandeses: las gallinas corriendo arriba y abajo, las familias sentadas a la fresca de charla, la mujer haciendo la colada en un barreño.. Y toda esa pobreza pero con sus móviles y tablets.

Pai nos gusta, más que las grandes ciudades que hemos visto hasta el momento, el entorno tiene algo especial.

Mañana cogemos vuelo hacia el sur, próxima conexión desde alguna playa idílica…. 😀

Etiquetado , , , , , , ,

Explorando Chiang Mai

En vez de andar de un lugar a otro,  decidimos explorar la ciudad y sus alrededores. El Martes cogemos moto de nuevo para movernos más barato y libremente.
Un amigo nos recomienda un parque llamado “Grand Canyon”. La verdad, yo me esperaba un bosque, cascada… Pero viene a ser esto:

image

Yo y mis habilidades nadadoras no se pusieron muy contentas ante el descubrimiento pero, la verdad, el lugar me es muy chulo.

Después de esto subimos a lo alto de la montaña a visitar un templo llamado Doi Suthep.

image

Había unas poquitas escaleras para llegar al templo.

image

Se supone que desde aquí podríamos tener una panorámica de la ciudad, pero la humedad es tal que la ciudad está eternamente cubierta por una nube (al estilo Londres pero con calor). Ya subiendo la montaña vimos unas nubes sospechosas y cuando ya estábamos en lo alto, empezó un airecillo fresco y fuerte y le siguieron unas gotillas. No sabíamos qué hacer, pero acabamos bajando y mojándonos un poco. Cosa que se agradeció para refrescarnos y refrescar la noche.

Para el día de hoy, nos hemos ido a comprar billetes para el bus de mañana dirección a nuestro nuevo destino y hemos dado una vuelta por las calles y el mercado de la ciudad.

image

Quizás fue porque cuando fuimos a Bangkok era año nuevo y todo estaba cerrado, pero personalmente me ha gustado más Chiang Mai. Tiene un casco viejo dentro de una muralla, muchos templitos preciosos, mercados y vida. Como sólo comen arroz y fideos con verduritas, pollo, cerdo o gambas, me ha sorprendido que el mercado hubiese también patatas, cebollas, pescado y más variedad de productos.

Para rematar el día, caluroso por supuesto, y porque al fin y al cabo
estamos de vacaciones, nos hemos pasado la tarde entre la piscina y los masajes tailandeses 😀

image

No os muráis de envidia aún que en breve estaremos de isla en isla y playas tropicales… Juju

Etiquetado , , , , , , , ,

Ayutthaya

El cuarto día emprendimos tren dirección a Ayutthaya, a hora y media de Bangkok. Tren sin aire pero con las ventanas abiertas, muy rústico todo.

Ayutthaya es un parque que contiene una decena de restos de templos. Algunos templos quedaron más completos que otros después de que los birmanos intentaran destruirlos.

Wat Maha That, es el más famoso, seguro que todos habéis visto la típica foto de la cabeza de buddha atrapada entre raíces de árbol.

image

image

Tenemos mejores fotos en la cámara y los nombres de los templos se las traen, así que os dejo un puñadito de fotos para que os hagáis una idea.

image

image

image

Como los templos estaban a distancias bastante grandes y con esta calor no se puede ir ni por la sombra, alquilamos una motillo para movernos con más facilidad. En la estación intentaron timarnos con otro tuk-tuk ( nos ofreció llevarnos durante 3h por 900bath, le regateamos hasta 400), pero la moto salía mucho más barata y nos daba más libertad (200 bath al día). Todo un acierto haberla cogido.

image

Algo remarcable del día también es la sopa que nos comimos al mediodía, buenísima y barata, lo mejor hasta el momento. Y sólo por 40bath, que son 0.80€.

image

Para terminar la jornada, la cual acabamos muy hechos polvo, muy sudados y muy sucios, cogimos un tren donde dormiríamos dirección a Chiang Mai. Antes de cogerlo, Xavi tuvo la brillantísima idea de preguntarle a alguien si había duchas en algún lugar que pudiéramos usar y, señoras y señores, ¡en la estación había duchas públicas! Toda una experiencia, mi ducha consistía en un tubo y un barreño, y el Xavi se duchó donde se acababa de ducharse un monje.

Ya fresquitos, cenamos, y esperamos una hora el tren, la hora más larga de nuestras vidas, qué cansancio.

image

Dormimos cual lirones a pesar del poco espacio. El aire acondicionado nos vino de lujo para no acabar en lipotimia.
Esta mañana hemos llegado a Chiang Mai con cientos de mochileros más. Para acabar con nuestra suerte, hemos visto un hombre con cartel de nuestro hotel buscando clientes y nos ha dicho que tenía furgo y nos llevaba a la puerta… Suerte porque pretendíamos ir andando y eran unos 40mins.
Hoy ha sido día relax merecido: piscina (sí, nuestro nuevo hotel tiene piscina y sólo hemos pagado 2€ más que el anterior, unos 25€ por dos noches), siesta y paseo nocturno por la ciudad.

Mañana nos ponemos las pilas otra vez.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Templos bajo el sol ardiente

Hoy sí, tocaba visitar los templos. El primero ha sido el archifamoso Gran Palacio.

Como lo de madrugar no es lo que mejor se nos da, hemos llegado a hora punta de gente. Además de un momento de altas temperaturas. Ya sabíamos que para las chicas era obligatorio taparse las rodillas y los hombros, pero no teníamos claro si también era necesario para los hombres. Hemos cargado en la mochila un par de pañuelos y al momento de entrar nos hemos puesto ambos los pañuelos a modo de falda. Bien, los chicos con falda no son aceptados. Vuelta al tumulto de gente, cola para que le dejaran a Xavi unos pantalones. Sudor y lágrimas, pero finalmente entramos.

image

La verdad, el templo es precioso, pero bajo esa caloraza y entre ese gentío… Nos ha costado disfrutar. Además, nos falta información por todos lados, es bonito pero nos gustaría aprender más sobre lo que vemos.
image

image

image

De aquí, después de retomar energías comiendo, nos hemos dirigido a otro de los templos más visitados de la ciudad: Wat Poh.

image

Lo más conocido de Wat Poh es un buddha reclinado gigante de 46 metros de largo. Impresionante.

image

Los restos están muy bien pero nos ha parecido un poco (bastante) feria. Música, un escenario con bailes típicos, banderillas de colores por todas partes… Aún así, un sitio digno de ver.

image

image

De aquí, nos hemos ido a cruzar el río en barco y dar un paseo por el otro lado. Sorprendéntemente esta zona no está tan explotada turísticamente y hemos podido ver un poco más de la vida real de Bangkok (desafortunadamente para vosotros no hemos hecho fotos). No deja de ser una ciudad algo sucia y pobre en contraste con sus grandes, brillantes y abundantes templos.

Mañana dejamos Bangkok atrás para ir dirección norte. Más templos, calor y gentío nos esperan, y seguramente más aventuras inesperadas.

Etiquetado , , , , , , , ,

El timo del Tuk-Tuk

Para el segundo día teníamos planeado visitar los grandes templos. Hemos desayunado y nos hemos echado a la calle bien equipados con crema solar, agua y demás. A 5mins del hotel nos ha parado un hombre, muy amable, que nos ha informado que en la dirección que íbamos no se podía pasar porque venía el primer ministro, y que por eso hoy los templos permanecían cerrados. Nos ha empezado a explicar las cosas que sí se podían visitar hoy. Ha habido un momento que hemos dicho: vale que esta gente es amable, pero..  ¿Tanto?
De repente ha aparecido un tuk-tuk de la nada para ofrecernos llevarnos a ver todos esos templos que hoy estaban abiertos y eran gratuitos.

image

Nos ha dicho que por 40baths nos hacía ruta todo el día. Sabíamos que había gato encerrado pero nos hemos arriesgado.

image

La primera parada ha sido en un lugar que él ha llamado el Gran Buddha.

image

Un pequeño templo con un gran buddha. Gente rezando, gente bañando a las imágenes de los buddhas, otros pegándoles pegatinas de color oro. (Aún necesitamos ponernos al día con la simbología buddhista).

Con la excusa de que a esa hora los templos están cerrados porque los monjes comen y rezan, nos ha llevado a un centro de información turística, para “ayudarnos ” a montar nuestra ruta por Tailandia. El tema es que no necesitábamos ayuda y los que llevaban el centro estaban compinchados con él. Después de la visita fallida porque no contratamos nada, y con su cara de decepción, aún nos lleva a otro centro diciendo que el nuevo lugar ofrecía precios para gente tailandesa. En fin, nos tragamos un rato de tostón y las caras de decepción cuando les decimos que no estamos interesados.
El tuk-tukero nos lleva de aquí al templo que nos había prometido. Estaba cerrado. En este momento ya empezamos a planear la fuga.
Para rematar la jugada, de aquí nos lleva a una factoría donde dice que podremos comprar souvenirs mientras que él conseguirá un cupón descuento para gasolina. Evidentemente no compramos nada y el tío aún nos lleva a una tienda que hacen trajes a medida… ¡Que no vestimos traje!
Total, al final nos lleva a un templo y muy sutilmente nos dice que lo que iba a ser todo un día de ruta se acaba ahí.
Todos contentos, le damos hasta propina y visitamos un templo, que además nos queda al lado de casa, la mar de interesante.

image

image

Paseando por los alrededores del templo, muertos de calor y con hambre, encontramos una paradita de fideos callejeros. Felicidad. La máxima felicidad nos la dan cuando al preguntar cuánto cuesta, nos dicen que es gratis. Al parecer era comida para gente del templo etc. Una de cal y una de arena, amigüitos, y… ¡Qué bien nos sentó!

image

De aquí paseito a casa a echar una siesta durante el máximo calor del día.

image

Por la tarde vamos a Golden Mount, una montaña artificial con las mejores vistas de Bangkok.

image

Aquí en todas partes hay un buddha y gente rezando, y esto no iba a ser menos.

image

Este lugar tiene una magia especial, nos gusta mucho, nos transmite mucha paz.

Sin duda, día intenso y aprovechado a la par que inesperado.

Etiquetado , , , , , , , , ,