Archivo de la etiqueta: backpackers

Tailanda calidade

Ya ha pasado un mes… Pobres de nosotros.

Aún buscando un lugar de nuevo, sin dejar de pensar, recordar, mirar fotos para soñar con lo que ya pasó.

Aquí algunas fotos de Tailandia en calidad cámara réflex.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , ,

Explorando Chiang Mai

En vez de andar de un lugar a otro,  decidimos explorar la ciudad y sus alrededores. El Martes cogemos moto de nuevo para movernos más barato y libremente.
Un amigo nos recomienda un parque llamado “Grand Canyon”. La verdad, yo me esperaba un bosque, cascada… Pero viene a ser esto:

image

Yo y mis habilidades nadadoras no se pusieron muy contentas ante el descubrimiento pero, la verdad, el lugar me es muy chulo.

Después de esto subimos a lo alto de la montaña a visitar un templo llamado Doi Suthep.

image

Había unas poquitas escaleras para llegar al templo.

image

Se supone que desde aquí podríamos tener una panorámica de la ciudad, pero la humedad es tal que la ciudad está eternamente cubierta por una nube (al estilo Londres pero con calor). Ya subiendo la montaña vimos unas nubes sospechosas y cuando ya estábamos en lo alto, empezó un airecillo fresco y fuerte y le siguieron unas gotillas. No sabíamos qué hacer, pero acabamos bajando y mojándonos un poco. Cosa que se agradeció para refrescarnos y refrescar la noche.

Para el día de hoy, nos hemos ido a comprar billetes para el bus de mañana dirección a nuestro nuevo destino y hemos dado una vuelta por las calles y el mercado de la ciudad.

image

Quizás fue porque cuando fuimos a Bangkok era año nuevo y todo estaba cerrado, pero personalmente me ha gustado más Chiang Mai. Tiene un casco viejo dentro de una muralla, muchos templitos preciosos, mercados y vida. Como sólo comen arroz y fideos con verduritas, pollo, cerdo o gambas, me ha sorprendido que el mercado hubiese también patatas, cebollas, pescado y más variedad de productos.

Para rematar el día, caluroso por supuesto, y porque al fin y al cabo
estamos de vacaciones, nos hemos pasado la tarde entre la piscina y los masajes tailandeses 😀

image

No os muráis de envidia aún que en breve estaremos de isla en isla y playas tropicales… Juju

Etiquetado , , , , , , , ,

Ayutthaya

El cuarto día emprendimos tren dirección a Ayutthaya, a hora y media de Bangkok. Tren sin aire pero con las ventanas abiertas, muy rústico todo.

Ayutthaya es un parque que contiene una decena de restos de templos. Algunos templos quedaron más completos que otros después de que los birmanos intentaran destruirlos.

Wat Maha That, es el más famoso, seguro que todos habéis visto la típica foto de la cabeza de buddha atrapada entre raíces de árbol.

image

image

Tenemos mejores fotos en la cámara y los nombres de los templos se las traen, así que os dejo un puñadito de fotos para que os hagáis una idea.

image

image

image

Como los templos estaban a distancias bastante grandes y con esta calor no se puede ir ni por la sombra, alquilamos una motillo para movernos con más facilidad. En la estación intentaron timarnos con otro tuk-tuk ( nos ofreció llevarnos durante 3h por 900bath, le regateamos hasta 400), pero la moto salía mucho más barata y nos daba más libertad (200 bath al día). Todo un acierto haberla cogido.

image

Algo remarcable del día también es la sopa que nos comimos al mediodía, buenísima y barata, lo mejor hasta el momento. Y sólo por 40bath, que son 0.80€.

image

Para terminar la jornada, la cual acabamos muy hechos polvo, muy sudados y muy sucios, cogimos un tren donde dormiríamos dirección a Chiang Mai. Antes de cogerlo, Xavi tuvo la brillantísima idea de preguntarle a alguien si había duchas en algún lugar que pudiéramos usar y, señoras y señores, ¡en la estación había duchas públicas! Toda una experiencia, mi ducha consistía en un tubo y un barreño, y el Xavi se duchó donde se acababa de ducharse un monje.

Ya fresquitos, cenamos, y esperamos una hora el tren, la hora más larga de nuestras vidas, qué cansancio.

image

Dormimos cual lirones a pesar del poco espacio. El aire acondicionado nos vino de lujo para no acabar en lipotimia.
Esta mañana hemos llegado a Chiang Mai con cientos de mochileros más. Para acabar con nuestra suerte, hemos visto un hombre con cartel de nuestro hotel buscando clientes y nos ha dicho que tenía furgo y nos llevaba a la puerta… Suerte porque pretendíamos ir andando y eran unos 40mins.
Hoy ha sido día relax merecido: piscina (sí, nuestro nuevo hotel tiene piscina y sólo hemos pagado 2€ más que el anterior, unos 25€ por dos noches), siesta y paseo nocturno por la ciudad.

Mañana nos ponemos las pilas otra vez.

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Templos bajo el sol ardiente

Hoy sí, tocaba visitar los templos. El primero ha sido el archifamoso Gran Palacio.

Como lo de madrugar no es lo que mejor se nos da, hemos llegado a hora punta de gente. Además de un momento de altas temperaturas. Ya sabíamos que para las chicas era obligatorio taparse las rodillas y los hombros, pero no teníamos claro si también era necesario para los hombres. Hemos cargado en la mochila un par de pañuelos y al momento de entrar nos hemos puesto ambos los pañuelos a modo de falda. Bien, los chicos con falda no son aceptados. Vuelta al tumulto de gente, cola para que le dejaran a Xavi unos pantalones. Sudor y lágrimas, pero finalmente entramos.

image

La verdad, el templo es precioso, pero bajo esa caloraza y entre ese gentío… Nos ha costado disfrutar. Además, nos falta información por todos lados, es bonito pero nos gustaría aprender más sobre lo que vemos.
image

image

image

De aquí, después de retomar energías comiendo, nos hemos dirigido a otro de los templos más visitados de la ciudad: Wat Poh.

image

Lo más conocido de Wat Poh es un buddha reclinado gigante de 46 metros de largo. Impresionante.

image

Los restos están muy bien pero nos ha parecido un poco (bastante) feria. Música, un escenario con bailes típicos, banderillas de colores por todas partes… Aún así, un sitio digno de ver.

image

image

De aquí, nos hemos ido a cruzar el río en barco y dar un paseo por el otro lado. Sorprendéntemente esta zona no está tan explotada turísticamente y hemos podido ver un poco más de la vida real de Bangkok (desafortunadamente para vosotros no hemos hecho fotos). No deja de ser una ciudad algo sucia y pobre en contraste con sus grandes, brillantes y abundantes templos.

Mañana dejamos Bangkok atrás para ir dirección norte. Más templos, calor y gentío nos esperan, y seguramente más aventuras inesperadas.

Etiquetado , , , , , , , ,

El timo del Tuk-Tuk

Para el segundo día teníamos planeado visitar los grandes templos. Hemos desayunado y nos hemos echado a la calle bien equipados con crema solar, agua y demás. A 5mins del hotel nos ha parado un hombre, muy amable, que nos ha informado que en la dirección que íbamos no se podía pasar porque venía el primer ministro, y que por eso hoy los templos permanecían cerrados. Nos ha empezado a explicar las cosas que sí se podían visitar hoy. Ha habido un momento que hemos dicho: vale que esta gente es amable, pero..  ¿Tanto?
De repente ha aparecido un tuk-tuk de la nada para ofrecernos llevarnos a ver todos esos templos que hoy estaban abiertos y eran gratuitos.

image

Nos ha dicho que por 40baths nos hacía ruta todo el día. Sabíamos que había gato encerrado pero nos hemos arriesgado.

image

La primera parada ha sido en un lugar que él ha llamado el Gran Buddha.

image

Un pequeño templo con un gran buddha. Gente rezando, gente bañando a las imágenes de los buddhas, otros pegándoles pegatinas de color oro. (Aún necesitamos ponernos al día con la simbología buddhista).

Con la excusa de que a esa hora los templos están cerrados porque los monjes comen y rezan, nos ha llevado a un centro de información turística, para “ayudarnos ” a montar nuestra ruta por Tailandia. El tema es que no necesitábamos ayuda y los que llevaban el centro estaban compinchados con él. Después de la visita fallida porque no contratamos nada, y con su cara de decepción, aún nos lleva a otro centro diciendo que el nuevo lugar ofrecía precios para gente tailandesa. En fin, nos tragamos un rato de tostón y las caras de decepción cuando les decimos que no estamos interesados.
El tuk-tukero nos lleva de aquí al templo que nos había prometido. Estaba cerrado. En este momento ya empezamos a planear la fuga.
Para rematar la jugada, de aquí nos lleva a una factoría donde dice que podremos comprar souvenirs mientras que él conseguirá un cupón descuento para gasolina. Evidentemente no compramos nada y el tío aún nos lleva a una tienda que hacen trajes a medida… ¡Que no vestimos traje!
Total, al final nos lleva a un templo y muy sutilmente nos dice que lo que iba a ser todo un día de ruta se acaba ahí.
Todos contentos, le damos hasta propina y visitamos un templo, que además nos queda al lado de casa, la mar de interesante.

image

image

Paseando por los alrededores del templo, muertos de calor y con hambre, encontramos una paradita de fideos callejeros. Felicidad. La máxima felicidad nos la dan cuando al preguntar cuánto cuesta, nos dicen que es gratis. Al parecer era comida para gente del templo etc. Una de cal y una de arena, amigüitos, y… ¡Qué bien nos sentó!

image

De aquí paseito a casa a echar una siesta durante el máximo calor del día.

image

Por la tarde vamos a Golden Mount, una montaña artificial con las mejores vistas de Bangkok.

image

Aquí en todas partes hay un buddha y gente rezando, y esto no iba a ser menos.

image

Este lugar tiene una magia especial, nos gusta mucho, nos transmite mucha paz.

Sin duda, día intenso y aprovechado a la par que inesperado.

Etiquetado , , , , , , , , ,

¡Feliz año nuevo tailandés!

image

Después de 24h de jornada, aterrizamos ayer a las 9.30am hora local, Bangkok.

image

38 gradazos con elevada humedad nos esperaban. Dormimos poco la noche anterior para dormir en el avión y evitar el jet lag, pero dormimos poco y mal, como era de esperar.
Nada más llegar, sacamos los primeros bath, moneda tailandesa, y para el tren.
Habíamos investigado en varias webs cómo llegar del aeropuerto al hotel y la opción más barata era tren y bus. Todo bien para el tren, pero el bus fue imposible. Preguntamos a varias personas por el bus pero el nivel de inglés de los tailandeses es más bajo de lo esperado, así que nos tocó coger metro y taxi.

image

Reservamos las dos primeras noches en el puro centro de la capital por la friolera de 21€: sábanas de Hello Kitty esquiadora y ventilador, duchas compartidas y desayuno incluido… Ni tan mal!

image

Quisimos evitar siesta, pero fue imposible. Después salimos a la calle. Ya nos habíamos informado y justo llegamos para celebrar el Año Nuevo Tailandés: pistolas y cubos de agua, masa de agua y harina y cometas en el aire.

image

Así nos han recibido las primeras sonrisas tailandesas. Miles de locales embadurnados de agua y harina nos integran en la fiesta a golpe de disparo refrescante y con guiño sonriente 🙂 Igualmente, la visita a los alrededores se hace imposible si no queremos acabar empapados, pero el pequeño primer paseo nos deja buenas impresiones.
No éramos conscientes de que íbamos a estar rodeados de ojos rajados, muy pocos occidentales nos hemos cruzado en nuestro primer día.
Probamos los primeros fideos picantes y visitamos el río. Se hace de noche pronto y la que nos sentamos nos da el bajón, así que a dormir prontito.
Bien, dos meses por delante…
¡Mañana más!

Etiquetado , , , , , , , , ,