Archivo de la categoría: NYC

La cuenta atralante.

Imagen

Pasó la Navidad. Comimos carn d’olla y pandoro para Navidad y comimos 12 trozos de plátano el 31 a las 00h hora española al son de la Plaza del Sol y 12 uvas a las 00h americanas a la velocidad de los segundos de Times Square (no, no cometimos la locura de ir a Times Square, pasamos el fin de año de pisazo en pisazo con las mejores vistas de NYC y gratis, que os lo cuente Cris…).

Tener Cris aquí durante un par de semanas me permitió hacer de guiri por última vez.

Imagen

Tener a Cris aquí también me ayudó a no tirarme de los pelos las últimas semanas. Cuando el final se acerca aprietan las ganas.

Pero pasa una cosa curiosa, a medida que te acercas más y más al final, la sensación cambia y te entra un pánico de no volver aquí nunca más, de no volver a estar con esta gente y…. ¿qué pasará ahora?

Mañana a esta hora estaré sobrevolando el Atlántico de vuelta. No me lo puedo creer. ¿Ya ha pasado un año? Sabía que esto iba a pasar, aún y los malos momentos que he pasado, aún y los buenos y los mejores. No me he enamorado de EEUU ni mucho menos de los estadounidenses, la verdad. Es más, no sólo he conocido algo sobre EEUU, también sobre Brasil, Francia, Colombia, Suecia, Hungria, Italia. He aprendido muchas más cosas que inglés y cuidar niños, he aprendido recetas americanas, costumbres, lo que es vivir con un perro, vivir en medio de la nada, sin aceras, con bosques, lo que es vivir en NYC, lo falso que es que comprar aquí sea barato (bueno, vale, los outlets de marcas valen la pena; si te gustan las marcas). De mí…no sé si he aprendido mucho… He hecho el viaje de mi vida, ya lo sabéis. Y supongo que he cambiado, pero el cuánto ya lo comprobaréis vosotros mismos (lo primero que vais a reconocer es el pelo largo y los quilos que se acumulan por tener que ir a todas partes en coche, a parte de por comer comida llena de hormonas).

Me llevo un saquito de amigos, sobretodo, mi familia americana, con los que he compartido una despedida que yo he denominado “gitana” porque ha durado casi una semana. Se han derramado lágrimas varias.

Imagen

Y sin más que decir, porque el silencio es lo que más ha abundado en estas despedidas… Es muy difícil poner palabras a este sentimiento tan particular.

Aquí acaba esta historia y empieza otra. En unas horas acabará la cuenta atrás para dar paso a la cuenta adelante. No va a ser fácil, de nuevo, pero tengo más ganas que miedo.

¡Nos vemos en un rato!

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Acción de dar gracias.

Imagen

Pues el 28 de Noviembre fue Acción de Gracias (Thanksgiving para los amigos). ¿Pensábais que era algo religioso? Pues hay algunos engañados de aquí que lo celebran religiosamente cada año pero no de forma cristiana ni judía. El padre de la casa, Reid, nos explicó que la celebración viene de cuando peregrinos emigraron desde diversas partes de Europa hacia las Américas. Éstos, que no tenían nada cuando llegaron aquí, fueron mantenidos, alimentados, por los indígenas, y por eso se les da las gracias desde entonces. La versión religiosa dicen que los peregrinos huyeron porque eran perseguidos a causa de sus creencias religiosas. Algo así, oye, a quien le interese más el tema, que se lo pregunte a Internet, que lo sabe todo.

El tema consiste, básicamente, en juntarse mucha gente, contra más, mejor, y comer y beber, contra más, mejor. Nos reunimos 15 personas, 9 adultos y 6 niños, once de las cuales ya dormimos aquí el día de antes y volvimos a dormir la noche siguiente. Joanne empezó a cocinar una semana antes y el día en sí hizo el pavo. En el menú básico nunca puede faltar un pavo con su inseparable y megadelicioso “stuffin” (mejor aún tres días más tarde) , puré de patatas y tarta de calabaza, de postre. A parte de eso, mil cosas más.

La celebración es una cena temprana, así que si normalmente se cena a las 6pm, ese día se cena a las 4pm. Pero todo el día uno está entretenido con los preparativos e hicimos un pica pica de supervivencia porque no había tiempo ni espacio para comida del mediodía.

Además, se ve que es típico sentarse en el sofá a ver un partido de baseball y, que antes de comer, cada uno dé las gracias por algo. Estas dos últimas cosas no las hicimos en esta casa.

Pero, oigan, el tema que me corcierne es que mi padre y Pili han estado aquí dos semanas, incluyendo el día de Thanksgiving (a ver, papa, dilo tú. Muy bien, lección aprendida.) y es a ellos a quien les doy las gracias porque me han ayudado mucho, de forma práctica y también moral y afectiva (¡me he llevado más abrazos en una semana que en todo este año!).

Imagen

De todos es bien sabido que ser padre e hija nunca ha sido fácil. Es algo muy intenso y muy difícil en muchas ocasiones. Bueno, vale, quizás no es así para todosl, pero lo es en nuestro caso. Mi padre y yo siempre nos hemos querido mucho, mucho, pero nunca nos hemos comunicado demasiado. Falta de tiempo, miedo a hacer daño, miedo a lo desconocido, llámalo “x”. Uno nace, crece, aprende, pasan muchas cosas en la vida, todos lo sabéis, y llega un momento, SIEMPRE llega ese momento, en que uno se ilumina; no sé porqué, pero eso siempre suele pasar durante o después de un viaje. Pues nada, oye, que nos hemos regalado un tiempo muy bonito estos días, y nos hemos dado cuenta de que somos muy parecidos en muchas cosas: en el ansía de ver mundo y aprender, por ejemplo. Bueno, ya lo sabíamos, pero ahora más, “han pasado cosas”, que él dice.

Imagen

A parte de eso, que es lo que viene a ser más importante, estuvieron aquí en la casa una semanita, en la que cocinaron cena para toda la familia cada noche, y cada mañana yo los llevaba de paseo a conocer el área. Les pilló un frío de esos que aquí abundan, a -12ºC llegamos a estar. Después de eso, ellos se quedaron una semanita en NYC, en un apartamento en Greenpoint, y yo estuve con ellos unos tres días más en que les intenté llevar a tantos sitios como pude.

Pasa que cuando venís, me doy cuenta de lo que estoy haciendo y de lo mucho que he aprendido…. UAU (así, para resumir). Pero también de cuánto echo de menos muchas cosas que aquí son muy distintas: es un año intenso y he conocido bastante gente a la que aprecio mucho, pero no se puede comparar la familia de toda la vida y el trabajo de veintitantos años de exploración y selección de amistades a un año fugaz. He dicho.

20131211

Hace sólo una semana que se fueron (aunque ya me parece una eternidad) y ya ha dado tiempo a una nevada del quinze. El martes hubo una buena tormenta de nieve y dan más nieve para mañana. La verdad, es bonita, pero molesta, y hace frío… Ya ni medias, dos pares de calcetines y mis botas de montañas son suficientes… Pero… ¡Ya sólo me queda un mes! (esto se merece un post aparte).

A parte de la nieve, ¡han llegado las luces de Navidad! (esto se merece otro post) ¿Qué sólo quedan 12 días para Navidad? (¡Y los mismo para que venga mi amiga Cris! :D) De verdad, antes de que me dé cuenta, estoy allí escribiendo lo que pasó en Navidad aquí… ¡qué fuerte!

Etiquetado , ,

Finally: Redding, CT.

Imagen

Os hablo desde mi nueva casa pero… ¿Cómo he llegado aquí?

Después de otra maravillosa semana con Mire y compañía, cuando me quedé sola el Lunes día 3, y viendo que me quedaba sólo una semana para que se me acabara el plazo para encontrar familia y viendo que mi Counselor no estaba haciendo gran cosa… Fui a la oficina central de la agencia, en Stamford. Allí una mujer muy maja me atendió muy amablemente y cambió algunos datos en mi perfil de la agencia para que luciera mejor (¡y sin mentir!) y me buscó algunas familias. Al día siguiente..¡3 familias me habían contactado! La misma cantidad que había recibido durante tres semanas…
En total, he estado hablando durante esta última semana con 4 familias de: Boston, Colorado, Washington DC y Connecticut.

Imagen

Me he gastado alrededor de 700$ en tres semanas y sin cobrar un céntimo. He dormido hasta en 5 camas distintas (bueno, 3 camas, 1 sofá cama y un sofá). Me lo he pasado muy bien, que no os quepa duda, pero suerte que tengo AMIGOS y soy una catalana ahorradora, que sino ya os digo que estaba ya en Barcelona. No conozco aquí ninguna chica que hubiera podido hacer lo mismo…

Imagen

Total, al final he encontrado otra familia. Mi nueva ubicación es Redding, Connecticut. La casa está rodeada de verde, árboles, animales, rutas a pie, un par de lagos… Las cuatro tiendas más cercanas y la biblioteca están a 10minutos en coche, la estación a 30minutos en coche y New York a 1hora en tren desde esa estación. El colegio, a 5 minutos a pie.

Betsy (o Elisabeth) tiene 9 años, Dewey, 7. Joanne trabaja para Estee Lauder, Reid es abogado; ambos trabajan en Manhattan. Mikla, la perra, tiene 6 meses.

Hay instrumentos y libros por toda la casa. Betsy toca la Viola, Reid, el piano, Joanne formó parte de una banda que viajaba por el mundo, la abuela de Reid era compositora y pianista de Jazz. Las niñas tienen una habitación que llaman “Artroom”. Reid le da a la fotografía con cámaras analógicas, es decir, de carrete.

Joanne es originaria de Arizona, Reid, de Long Island (New York). Caroline, la abuela que está aquí estos días ayudándoles (y ahora ayudándome a mi), vive en Florida.

Cuando leí la carta de esta familia, me estresé de tanta información y dije: no me gustan. Igualmente, decidí hacer un Skype con ellos. Al principio del Skype, la madre parecía muy estresada, se interrumpían hablando y me dijeron que la última aupair se había ido porque viven muy lejos de todo… Seguían sin convencerme. Me dijeron de vernos al día siguiente, que me pagaban el tren y me recogían en la estación. Acepté.
Me dieron una ruta tremenda en coche enseñándome todo lo que hay alrededor. MUCHO verde, la carretera a veces me recordaba a la que sube al Tibidabo. Llegué a la casa y flipé con el terreno, muchos árboles y mucho espacio. Me sentí cómoda con ellos, tranquila y las niñas aparecieron. Una me hizo la ruta de la casa y me llevó a la “artroom”, allí estuvimos jugando un rato. Luego me di cuenta que estaban contando conmigo para la cena. Cenamos juntos, con vino incluido, y me devolvieron a la estación. Buenas vibraciones.

La verdad, quería irme a Colorado, por cambiar de sitio, por lo aventurero que sonaba. Además aquella familia, la madre iba a estudiar arteterapia, los niños iban a una escuela Waldorf… Pero el mismo viernes que conocí a los Gray, tenía una entrevista por Skype con Jen, y como me quedé cenando con ellos y no tenía móvil, llegué tarde a la entrevista y sin avisar. Jen, la madre de Colorado, me escribió diciendo que ya no se sentía segura conmigo y que… buena suerte.

Ayer me mudé aquí, fuimos a un concierto de la orquesta de la clase de Betsy con toda la familia. Hoy he ido a la fiesta de colores de Dewey con Caroline. He hecho arte con las niñas, me han abrazado, me han leído, también me han cerrado la puerta y me han desobedecido.

 

El verano sólo acaba de empezar.

Etiquetado , ,

Interfase

Ya llevo una semana de “sin techo”, de casa en casa; anoche la tercera.

La verdad, me lo estoy pasando MUY bien, el fin de semana ha sido estupendo y estoy contentísima de la gente de la que me rodeo y de tener aquí a la Mire. Mirar… Fiestas en casa, BAILOTEOS, montañismo… Mucha gente y muy maja, y muchos españoles, hay que decirlo.

ImagenImagen

Por lo que respecta a la situación laboral, en la otra casa acabé bien. El niño se puso triste y sigo en contacto con la madre, me va preguntando y ayudando a su manera. Dejé allí mi maletón.

He contactado y hablado con gente sobre si buscar recursos fuera de la agencia para saber qué puedo hacer con mi visa pero sin la agencia, voy a hablar con una mujer que es abogada (además de host mom de una de mis amigas) e intentaré pasarme por la embajada para preguntar también. Igualmente, ayer recibí un mail de una familia de Long Island y estamos hablando de quedar durante esta semana/ fin de semana. No tengo ni idea de nada sobre ellos aún, pero a ver, dicen que en Long Island hay unas playas maravillosas y está más o menos cerca de New York, bueno, dependiendo de dónde de la isla, porque es “long”, u know…

Próximo capítulo…

Etiquetado ,

Trascendencia momentánea.

Trascendencia momentánea.

No, no. Para. Espera.
Sí, aquí, ahora. Aún con esta lluvia, con este viento,
aunque no pueda acabar la frase porque
no me siento los labios.

Sí, sí. Para. Espera.
¿Te das cuenta?
Hemos llegado hasta aquí,
donde nos propusimos.
Incluso sin siquiera proponerlo.
Hemos llegado donde se nos ocurrió llegar.

Para. Espera.
¿Lo sientes? Aquí dentro.
Dame tu mano. Aquí.

Vale, ya está. Sigamos.

Etiquetado , ,

La realidad.

Image

Ayer me levanté con la idea de irme sola a la city. Y, como era de esperar, resulto una jornada reflexiva.

Image

En principio los viernes, sábados tarde y domingos dispongo gratuitamente del pase mensual de tren,porque la madre no lo necesita, por eso pensé que estaría bien aprovechar así el viernes, de paseo sola, con mi cámara, mi mochila, mi “tupper” y mis botas. Además, ayer la estación central, Grand Central Station, hacía 100 años (desde 1913).

Image

La primera en la frente, como era 1 de Febrero, la mujer no tenía el ticket porque no lo había comprado aún. Lo intenté comprar yo con mi tarjeta española para que ella luego lo pagara, pero no funcionó. Los viajes ida y vuelta, en horario de no hora punta (off peak), me cuestan 15’50$, caro. Pero bueno, pensé, traigo la comida (un trozo de pizza de la noche anterior, una manzana, almendras y un agua), así que no tengo que gastar más (¡viva la comunidad del puño!)

Image

Grand Central estaba a petar, como era de esperar, pero me regalaron unos snacks que no vinieron nada mal. Me pasé por la biblioteca pública, que por fuera es realmente preciosa y por dentro tampoco está nada mal. Dentro había una exposición sobre la hora de la comida muy interesante. ¿Sabíais que las máquinas expendedoras surgieron aquí?

Image

Y entonces empezó la aventura real. Estaba en 40th street y quería llegar a Brooklin Brigde. Tenía la opción fácil o la arriesgada. La fácil, mirar el mapa y coger el metro que te deja justo en el principio del puente. La media, ir caminando siguiendo el mapa. La arriesgada, caminar a mi ritmo. La verdad, ME ENCANTA descubrir las ciudades perdiéndome. Así que me comí mi pizza mientras iba caminando (al más puro american style) y empecé a bajar… Alrededor de Grand Central todo es maravilloso, pero a medida que vas bajando, la realidad comienza. Llegó un momento en que no tenía p*** idea de dónde estaba, pero no sabéis lo fantásticamente bien que me sentía. Seguí bajando y cada vez la cosa tenía peor pinta, mi móvil menos batería, y mi espalda más dolorida. En un momento dado empezó a volar en el aire unas cosas blancas… ¡Nieve! Uno se siente imbécil cuando se da cuenta de que no sabe cómo es cuando nieva. Dos horas y media después llegué.

IMG_0269_ret

Image

Pero, y aquí viene mi reflexión, señor@s, New York no es Times Square, Rockefeller Center, Grand Central, Fith Avenue, Central Park; eso es la Gran Manzana, parte de Manhattan, uno de los cinco barrios de la ciudad.

Y esto es lo que te encuentras cuando caminas: Chinatown, la otra realidad.

Image

Y esto es lo que realmente ves cuando llegas al puente de Brooklin.

Image

Señor@s, eso es lo que me gusta a mí de las grandes ciudades, igual que Barcelona: lo que hay detrás de la fachada guiri.

Etiquetado , , ,

Jet lag.

Jet lag.

Here I am!

El día 14 de Enero llegaba a las 2’20 pm, hora local, a New York al son de “Welcome to United States of America”.
Llevo desde entonces en un hotel en Stamford, donde 149 au pairs más de todo el mundo, hemos venido a prepararnos para la aventura que en unos minutos empieza… ¡Estoy esperando que la familia venga a buscarme! ¡Nervios!

Ayer fuimos a echar un vistazo a la gran ciudad, esa que nunca duerme… ¡Tiene buena pinta!

Estoy cansada, aún no me lo creo mucho, aún no tengo tiempo para hablar con tranquilidad ni contestar los mails tan bien como quisiera… Próxima conexión desde mi habitación en Larchmont con más tiempo y más cosas que contar.

Collages

Etiquetado , , ,